La ofensiva provocó una crisis de gabinete

Peres advirtió que podría renunciar
(0)
5 de diciembre de 2001  

JERUSALEN.- La declaración del gobierno del primer ministro israelí, Ariel Sharon, definiendo a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como una entidad que "respalda el terrorismo" -otorgándole así un carácter hostil que justifica ser combatido- abrió nuevas divisiones que amenazan la continuidad de su coalición de gobierno.

La resolución adoptada por el Consejo de Ministros que preside Sharon se convirtió en una victoria para los ministros israelíes de la derecha nacionalista más dura, que lograron de ese modo su viejo anhelo de poner en punto muerto el proceso de paz que había instaurado el acuerdo de Oslo de 1993.

La propuesta fue aprobada por la mayoría de los ministros, aunque la iniciativa correspondió a dos jóvenes funcionarios de la derecha extremista: Avigdor Liberman, ministro de Infraestructuras, y Beny Eilón, ministro de Turismo, quien sucedió a Rejaban Zeevi, asesinado en octubre último por activistas del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

Por su parte, los laboristas israelíes intentaron posteriormente frenar a Sharon en la batalla frontal que desencadenó contra la ANP, pero las ambigüedades que evidenció el laborismo les restó fuerza a sus demandas.

Advertencia de Peres

El principal dirigente laborista, el ministro de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, denunció en un comunicado "un intento de provocar el derrumbamiento de la Autoridad Palestina".

Peres sostuvo que la decisión del gobierno de Sharon constituye "una manera de seguir apoyándose únicamente en la fuerza, sin dejar ninguna esperanza a la diplomacia o a la política".

El canciller laborista israelí dejó entrever que podría renunciar a su cargo en el gabinete si el gobierno israelí "deja caer" al presidente de la ANP. "No queremos eliminar a Arafat", aclaró Peres.

Los ministros laboristas manifestaron su desacuerdo con que el gobierno se deje influir por su ala más extrema y abandonaron en bloque la reunión de ayer justo antes de que se produjera el pronunciamiento en contra de la ANP.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.