La ONU da luz verde para atacar por aire a Libia

El organismo impuso la zona de exclusión aérea; Khadafy amenaza con desestabilizar la región
El organismo impuso la zona de exclusión aérea; Khadafy amenaza con desestabilizar la región
(0)
18 de marzo de 2011  

NUEVA YORK.-Mientras el líder libio Muammar Khadafy se prepara para la reconquista de Benghazi, bastión de los rebeldes, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) aprobó ayer, con diez votos a favor y cinco abstenciones, una resolución que autoriza la adopción de "todas las medidas necesarias para proteger a la población civil" del país magrebí.

En esas medidas está incluida la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia, lo que, en rigor, permite a potencias occidentales atacar por aire al régimen de Khadafy.

Impulsada por Francia, Estados Unidos, el Reino Unido y el Líbano, la resolución excluye la presencia de fuerzas de ocupación extranjeras de cualquier tipo en territorio libio, endurece el embargo de armas al gobierno de Trípoli y refuerza las sanciones impuestas el mes pasado al régimen de Khadafy y a su círculo de colaboradores más cercanos.

Para que la zona de exclusión aérea tenga éxito es necesario neutralizar la aviación de Khadafy, que hizo estragos en las posiciones insurgentes en los últimos días, lo que facilitó el avance terrestre de las tropas leales al dictador libio.

Los primeros bombardeos contra las fuerzas de Khadafy podrían ser inmediatos. "Es cuestión de horas o de días", dijo el canciller francés, Alain Juppé, presente en la reunión de la ONU

La resolución -que necesitaba el apoyo de al menos nueve de los quince miembros no permanentes del Consejo y que ninguno de los cinco permanentes vetó- incluye también la exigencia de un alto el fuego inmediato en Libia, como había sugerido Rusia, y recuerda que la Liga Arabe fue la que pidió al Consejo de Seguridad la imposición de una zona de exclusión aérea.

Después de tres días de intensas negociaciones, el Consejo de Seguridad no logró sacar adelante un texto por unanimidad, pero sí aprobar la resolución sin el veto de países como China o Rusia, miembros permanentes del Consejo y reacios a una intervención militar extranjera en Libia.

Estos dos últimos países, además de Alemania, Brasil e India se abstuvieron, mientras que votaron a favor Francia, Estados Unidos, el Reino Unido, el Líbano, Bosnia, Gabón, Nigeria, Colombia, Portugal y Sudáfrica.

Para Estados Unidos, el cierre del espacio aéreo a estas alturas del conflicto armado, cuando las fuerzas de Khadafy están a las puertas de la capital rebelde, no debilitaría ya al régimen, por lo que, según Washington, sería necesario impulsar medidas adicionales, como el bombardeo de la artillería pesada o el envío de personal militar para entrenar a las fuerzas rebeldes.

La secretaria de Estado Hillary Clinton fue ayer categórica: "Es importante reconocer que expertos de todo el mundo saben que una zona de exclusión aérea requiere ciertas acciones para proteger a los aviones, incluyendo el bombardeo de blancos como el sistema de defensa libio", declaró en Túnez.

Francia, por su parte, se mostró dispuesta a emprender acciones militares "inminentes" en Libia una vez que fue aprobada la resolución. "Francia está lista, junto con otros, para llevar a la práctica la resolución del Consejo de Seguridad y participar en combates aéreos", declaró Juppé.

Por su parte, Qatar y Emiratos Arabes Unidos podrían participar en operaciones conjuntas contra el régimen de Khadafy en el marco del mandato de las Naciones Unidas, según declaró Yahya Mahmassani, jefe de la delegación de la Liga Arabe en la ONU.

Horas antes de que el Consejo de Seguridad aprobara la zona de exclusión aérea, el régimen libio había advertido a Occidente que respondería a cualquier intervención con ataques a barcos y aviones en el Mediterráneo. "Cualquier acto militar contra Libia expondrá al peligro a todo su tráfico marítimo y aéreo en el mar Mediterráneo y las instalaciones civiles y militares se convertirán en objetivos del contraataque", señaló el Ministerio de Defensa en un comunicado leído en la televisión estatal. "La cuenca mediterránea afrontará peligros a corto y largo plazo", agregó.

Los rebeldes, por su parte, celebraron la decisión de la ONU. Disparos en señal de alegría se oyeron en Benghazi minutos después de la votación del Consejo de Seguridad.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.