La ONU presiona en Bonn para que los afganos definan su futuro