"La opción es: Israel o Arafat"

Por William Safire De The New York Times
(0)
4 de diciembre de 2001  

WASHINGTON.- Después de su reunión con el presidente George W. Bush y poco antes de regresar a su convulsionado y ensangrentado Israel, el primer ministro Ariel Sharon le devolvió la llamada telefónica a un partidario de hace mucho tiempo.

¿Se siente él deprimido frente a semejante matanza? Las últimas informaciones dieron cuenta de que durante el fin de semana murieron 25 ciudadanos israelíes y cientos fueron heridos en atentados suicidas coordinados por terroristas cuya intención es frustrar la nueva misión norteamericana para lograr una tregua.

"No tengo depresión sino determinación", repuso Sharon. "Estamos en guerra. Es una guerra. Nuestras bajas durante la última semana -proporcionalmente respecto de la población de los Estados Unidos- equivalen a como si hubiesen muerto 2000 norteamericanos. Todo se reduce a esto: Israel o Arafat", agregó.

¿Ejerció Bush alguna presión para que Israel se abstenga de tomar represalias? "No sentí ninguna presión. Por el contrario, Bush comprende la situación en la zona y la necesidad de ejercer presión contra Arafat", dijo.

¿Qué hay de su exigencia de que no podría haber negociaciones hasta que no pasen siete días de calma? ¿Le sugirió Bush que acorte ese plazo?

"Nada se dijo acerca de esos siete días. Estamos en una lucha de vida o muerte y jamás negociaremos bajo la presión del fuego. Si bien deseamos la paz, no podrá haber negociaciones a menos que las organizaciones terroristas sean desmanteladas", añadió.

Durante su conversación, Bush informó al premier sobre la guerra en Afganistán. Sharon, con el tacto propio de un veterano de guerra, pareció impresionado por la familiaridad de Bush con los detalles de la lucha contra Al-Qaeda.

"Mostró una valiente capacidad de conducción para ir hasta las últimas consecuencias en su guerra contra uno de los centros del terrorismo."

¿Qué ocurrirá después? "Adoptaremos las medidas necesarias para asegurar la vida de nuestra gente. Anteriormente -reconoció-, debido a que queríamos la paz, no hicimos lo suficiente. Exhortaré al gabinete a adoptar medidas más amplias y más enérgicas para detener a los terroristas, para causarles bajas en sus filas."

¿Qué hay de la idea de construir un muro que separe a los israelíes de los palestinos? "No. Cualquiera podría cruzarlo. Y no vamos a apoderarnos del territorio actualmente controlado por los palestinos", señaló.

La guerra civil palestina

¿Puede Israel firmar la paz con Yasser Arafat? "Arafat tiene una estrategia sustentada en el terror. Armó una coalición terrorista: la Jihad, Hamas, el Hezbollah, la policía, su propia guardia presidencial", dijo.

Sharon no ve en Arafat al socio de la paz acosado por extremistas que no puede controlar. "Ahora actúan todos juntos para desarrollar esa estrategia terrorista", alertó.

Se me ocurre que la única manera de prevenir una guerra en gran escala entre palestinos e israelíes -una guerra en la que la coalición terrorista contra Israel correrá la misma suerte que el régimen talibán en Afganistán- es esperar el desenlace de la necesaria guerra civil entre los palestinos.

Si Arafat -o su sucesor- quiere separar a los palestinos que no son terroristas de los que libran una guerra contra Israel, entonces que utilice su imponente ejército para disciplinarse a sí mismo y para aplastar a Hamas.

Si los palestinos que no son terroristas triunfan, los Estados Unidos podrán facilitar las negociaciones de paz; si pierden frente a los terroristas, Israel librará esa guerra hasta que logre salvaguardar para siempre la vida de sus ciudadanos y, como vencedor, establezca las condiciones de paz.

Ninguna nación pueden ser intermediaria entre una democracia atacada y una coalición terrorista. Hace tiempo que pasó la época de esa "imparcialidad" norteamericana. Ahora es el momento para que los palestinos decidan acerca de su propio futuro: antiterrorismo y un Estado pacífico propio, o terrorismo y derrota.

Sharon formuló por último este comentario: "Ustedes, en los Estados Unidos, están en guerra contra el terrorismo. Nosotros, en Israel, estamos en guerra contra el terrorismo. Es la misma guerra".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.