La oposición italiana se une para pedir el retiro de tropas de Irak

Solicitarán al Parlamento que para fines de mayo a más tardar los casi 3000 soldados en el país árabe puedan regresar a Italia
(0)
28 de abril de 2004  • 11:49

ROMA.- Los partidos de la oposición de centroizquierda se pusieron de acuerdo para pedir ante el Parlamento italiano el retiro de las tropas de Irak, para fines de mayo a más tardar.

"Concordamos en solicitar que tenga lugar un debate parlamentario que concluya con el voto de un documento unitario que pida el retiro de las tropas antes de fin de mayo", declaró Luciano Violante, vocero de los Diputados de los Demócratas de Izquierda (DS, el mayor partido de la oposición).

Hasta ahora las principales formaciones opositoras, en particular los DS y la Margarita, no habían alcanzado nunca una posición común para solicitar la retirada de los militares de Irak, casi 3000 hombres que se encuentran en torno a la ciudad de Nassiriya (sur).

El premier italiano, Silvio Berlusconi, reafirmó hoy que la misión italiana seguirá en Irak y sostuvo que un retiro ahora llevaría al país a una guerra civil.

Violante le respondió al jefe de gobierno que "la guerra civil ya está en curso, el punto cierto es que la guerra y el terrorismo se están alimentando recíprocamente, lo demuestran los atentados en Damasco y Arabia Saudita".

"Hay que romper esta cadena cambiando completamente el estado de las cosas en Irak. El retiro de las tropas es el último instrumento que queda", subrayó Violante.

La polémica acerca de la presencia italiana en el país de Medio Oriente aumentó tras el secuestro, hace más de dos semanas, de cuatro italianos por parte de un grupo rebelde iraquí, que a pocos días de su captura mató a uno de ellos.

A través de la televisión árabe de Dubai, los captores difundieron el lunes un video en el que mostraron a los tres rehenes con vida y amenazaron con ejecutarlos si los italianos no organizaban una manifestación en Roma contra la política del gobierno de Italia en Irak.

Los secuestradores dieron un ultimátum de cinco días para se realice la marcha, que se hará mañana en la capital italiana, promovida por los familiares de los cautivos para pedir su liberación, sin adhesión de los partidos políticos.

Fuente: ANSA

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.