La oposición se une en su rechazo