El presidente yugoslavo buscará mañana su reelección. La OTAN advirtió a Milosevic que no tolerará fraude alguno