La paradoja de un país con alto desempleo