Escenario. La Paz, otra vez una prioridad para EE.UU.