Brasil / La presidenta, en su pico de popularidad. La personalidad de Dilma, fuente inagotable de humor