Velatorio en Madrid. La política española despidió a Fraga