La prensa empieza a mostrar la cara oculta

Por primera vez difunde fotos de ataúdes de soldados y cuestiona abiertamente a Bush
(0)
22 de abril de 2004  

WASHINGTON (Reuters).- Los medios de comunicación estadounidenses están comenzando a mostrarse más escépticos al informar sobre la guerra en Irak, y los periodistas cada vez están menos dispuestos a aceptar las declaraciones del gobierno sin cuestionarlas, opinaron expertos.

Hace un año, la prensa fue blanco de fuertes críticas de los pacifistas, que la acusaron de haber caído en un patriotismo ciego y de no haber hecho preguntas difíciles cuando el presidente George W. Bush ordenó la invasión a Irak.

Pero después de un mes con gran cantidad de muertos y la publicación de varios libros de ex funcionarios del gobierno y del periodista Bob Woodward sobre la forma en que Bush decidió la guerra, el tono ha cambiado, indicaron los expertos.

"No es general, pero hay una sensación colectiva de que la prensa está más cómoda criticando el desempeño de Bush como comandante en jefe. Estuvieron muy renuentes a hacerlo durante largo tiempo después del 11 de septiembre", dijo Mike McCurry, secretario de prensa de la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton.

Pero la creciente cifra de víctimas y el caos generalizado, así como el fracaso en encontrar las armas de exterminio que Bush citó como la principal causa de la guerra, se han traducido en mayor desconfianza por parte de los periodistas estadounidenses.

Durante la conferencia de prensa de la semana pasada, los periodistas le preguntaron a Bush qué errores había cometido, le cuestionaron si había sido un buen comunicador, si había llevado al país a la guerra sobre la base de hipótesis falsas y si debería disculparse al país por los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, también ha enfrentado un fuerte cuestionamiento en encuentros con la prensa hace pocas semanas.

El consultor Keith Appell, un firme defensor de Bush, dijo que era natural que los medios se concentren ahora en aspectos negativos, cuando parece que las cosas marchan mal. "Ahora hay señales de que la prensa está adoptando el tono de "ya no creemos nada de lo que nos digan". Quizá todavía no estamos en ese punto, pero sí cerca", agregó.

Hace una generación, problemas de credibilidad de ese tipo fueron un factor clave en la erosión del respaldo popular a la guerra de Vietnam. El gobierno insistía en que podía ganar la guerra, pero los medios dejaron de creerle.

La nueva actitud se refleja en la disposición de algunos medios de prensa a publicar más imágenes que podrían resultar dolorosas para los estadounidenses.

El diario The Seattle Times publicó el fin de semana en tapa una foto de una larga fila de ataúdes cubiertos por la bandera estadounidense dentro de un gran avión de carga. Fotos similares ya venían circulando por Internet, pero no habían sido publicadas por los diarios.

La foto fue tomada por un contratista estadounidense que trabajaba en el Aeropuerto Internacional de Kuwait. Decidido a evitar que este tipo de imágenes llegue al público, el gobierno de Bush ha prohibido que las cámaras ingresen en las base aéreas, como la de Dover, en el estado de Delaware, para cubrir la llegada de los restos de soldados muertos en Irak.

El consultor Michael Goldman, del partido demócrata, dijo que la publicación de la foto es una nueva señal de cómo la prensa está reaccionando a los últimos acontecimientos.

"Esta era la presidencia más controladora en la historia en cuanto a mantener secretos y manipular opiniones. Pero ahora el barco ha comenzado a hacer agua seriamente."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.