La primera guerra del "halcón diplomático"

Aaron Heller
(0)
21 de noviembre de 2012  

Jerusalén- A lo largo de su carrera política, el premier de Israel ha sido reconocido por la dureza de su discurso. Benjamin Netanyahu, un ferviente hal cón que escribió un libro sobre cómo vencer al terrorismo, ya había amenazado con atacar Irán, derrocar a los líderes de Hamas en Gaza y arrasar con las guerrillas de Hezbollah en el Líbano.

Pero sólo ahora, tras siete años en el poder, Netanyahu apretó el gatillo y desató una ofensiva militar para detener la salva de cohetes disparados desde Gaza. El premier cuenta con el apoyo de la opinión pública y de la oposición.

Salvo que exista una catástrofe con miles de víctimas israelíes, el operativo militar debería alcanzar para que Netanyahu se acerque a la victoria en las elecciones de enero.

Hace apenas un mes, frente al Parlamento, Netanyahu se jactó "de no haber ido a ninguna guerra innecesaria". El comentario pareció un tiro por elevación contra su predecesor, el centrista Ehud Olmert, que en los tres años que fue premier, entre 2006 y 2009, inició dos guerras.

A pesar de su lenguaje belicoso, Netanyahu demostró ser un comandante en jefe cauteloso, según el analista Hanan Kristal. "A Olmert le saltaban los fusibles enseguida. Era una paloma diplomática y un halcón militar, mientras que «Bibi» [apodo de Netanyahu] es un halcón diplomático, pero no uno militar", dijo.

Durante meses, Netanyahu se contuvo de tomar mayores represalias por los ataques de cohetes palestinos contra el sur de Israel. Kristal señala que Netanyahu sólo dio la orden ante el clamor popular y tras asegurarse de contar con el apoyo de los altos mandos militares.

El premier asegura que nunca antes tuvo que emprender acciones militares porque su intransigencia disuadió a los enemigos de Israel de ponerlo a prueba. Moshe Arens, mentor político de Netanyahu, dijo que esta vez la agresión de Hamas lo obligó a actuar.

Netanyahu tiene algunas misiones fallidas en su haber: durante su primer mandato (1996-1999), su operación más temeraria se le volvió en contra, cuando dos agentes del Mossad que se hacían pasar por turistas canadienses fueron capturados en Jordania tras haber intentado asesinar con una inyección letal al líder de Hamas, Khaled Mashaal.

En 2009 regresó al poder buscando siempre consensuar sus decisiones. Carente de las credenciales militares de otros primeros ministros, Netanyahu tiende a buscar la aprobación de los militares antes de usar la fuerza. Esta vez, están de su lado.

Netanyahu cuenta con un abrumador apoyo en la opinión pública. Una encuesta de Dialig, difundida en el diario Haaretz, reveló que el 84% de los israelíes está a favor de la ofensiva militar y un 55% apoya la gestión de Netanyahu, lo que representa un aumento explosivo de su popularidad.

Cuando faltan sólo dos meses para las elecciones, Netanyahu ya encabezaba holgadamente las encuestas. La ofensiva contra Gaza empujó más esos números. Pero su popularidad podría sufrir un golpe si la incursión terrestre sale mal o si la gente percibe que detiene la ofensiva antes de alcanzar su objetivo: detener la salva de cohetes sobre el sur de Israel.

La encuesta publicada por Haaretz mostró que el 63% de los israelíes rechaza la idea de que la ofensiva sea fruto de la especulación política. "No hay que criticarlo [a Netanyahu] porque estamos en guerra, queremos paz en el sur de Israel", dijo Yoel Hasson, del opositor Kadima. "Cuando se trata de Hamas, no hay ni derecha ni izquierda ni oposición."

Traducción de Jaime Arrambide

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.