La puerta del Paraíso de Florencia vuelve a ver la luz tras 27 años de restauración