La red telefónica de la milicia chiita, en el ojo de la tormenta

Hezbollah calificó su ilegalización de "declaración de guerra"
(0)
11 de mayo de 2008  

Traducción: Mirta RosenbergBEIRUT (AP).- El sistema telefónico de Hezbollah provoca nueva inquietud. La red privada de telefonía construida por la organización chiita ocupa el centro de la tormenta política que ha llevado al Líbano peligrosamente cerca de una nueva guerra civil.

La red terrestre, que según dijo el ministro de Telecomunicaciones, Marwan Hamadeh, fue instalada con la ayuda de Irán, fue crucial para que Hezbollah pudiera frustrar el masivo ataque israelí en la guerra de hace dos años.

Los israelíes arruinaron las redes de telefonía celular para impedir que los comandantes de Hezbollah se comunicaran con sus tropas desplegadas, pero la línea terrestre siguió funcionando. Un ataque contra esta red podría reducir gravemente la capacidad de defensa de Hezbollah contra Israel o sus opositores locales.

Recientemente, Hamadeh declaró al diario pan-árabe Asharq al-Awsat que la red había sido completada en el sur del Líbano, a lo largo de la frontera israelí, así como en el valle oriental de Bekaa, en el sur de Beirut y en varias áreas cristianas del monte Líbano.

El lunes, el gobierno de Fouad Siniora declaró ilegal la red telefónica. Como respuesta, Hassan Nasrallah, cabeza del grupo chiita, dijo el jueves que esa actitud era "una declaración de guerra" contra Hezbollah, que considera que el sistema telefónico es "un arma de gran importancia" dentro de su arsenal.

Según el periódico, Teherán ha usado una empresa iraní que estaba reconstruyendo casas destruidas durante la guerra de 2006 para que tendiera el cableado de la red de Hezbollah.

Hamadeh afirmó que Hezbollah quiere comunicar a todos los efectivos militares del Líbano, Irán y Siria por medio de una vasta red telefónica. "Su objetivo no es la resistencia ni la seguridad. Quieren conectar las fuerzas iraníes y sirias y quieren escuchar las conversaciones de todo el mundo", dijo.

Según un informe del gobierno libanés, la red tiene capacidad para rastrear 100.000 números empleando un formato digital. Otros informes dicen que el hardware del que dispone Hezbollah puede engancharse a la red telefónica principal del Líbano.

Hamadeh le dijo al diario An-Nahar que el tema de la red de comunicaciones de Hezbollah "ya no tiene nada que ver con la seguridad ni la resistencia, sino más bien con la seguridad del Líbano y el derrocamiento de su régimen".

El jueves, el día en que la lucha estalló en Beirut, An-Nahar dijo que los funcionarios del gobierno habían recibido amenazas directas advirtiéndoles que no tocaran la red de telecomunicaciones. Al mismo tiempo, se les advirtió que dejaran en su cargo al jefe de seguridad del aeropuerto, incluso después de que se supo que en el aeropuerto se habían encontrado cámaras de vigilancia que se hallaban bajo el control de Hezbollah.

Un funcionario de la oposición le dijo al sitio NOW Lebanon que la red telefónica no es algo nuevo, y acusó a los que volvieron a poner el tema en primer plano de querer estimular una explosión en la escena política interna.

"La red es exactamente igual que los brazos de Hezbollah y es parte de su seguridad, y es obvio que esta situación es parte de un plan estadounidense de internacionalizar el país y su seguridad", dijo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.