La región, relegada entre los demócratas