La reina Isabel II romperá el protocolo después de 43 años