La renuncia no será la última decepción de quienes votaron a Jair Bolsonaro

Ascanio Seleme
Ascanio Seleme MEDIO: O Globo
(0)
20 de febrero de 2019  

Río de Janeiro.- La renuncia de Gustavo Bebianno no es la primera ni será la última decepción que los votantes de Bolsonaro tendrán con el presidente. Fue siempre así en el pasado, y será así en el futuro, con otros mandatarios. El poder de un presidente comienza a ser corroído al día siguiente de su victoria y se acelera después de la toma de posesión. Tal vez con la excepción de Lula , todos los demás presidentes brasileños salieron del gobierno más débiles que como llegaron.

En el caso de Bolsonaro, lo que más llama la atención es la velocidad de crucero que este desgaste tomó inmediatamente después del despegue. No es que Bebianno fuera un ícono para el gobierno. Nada de eso. Pero su salida, en medio de un escándalo de desvío de dinero público hacia el partido del presidente, fue exactamente lo que Bolsonaro más atacó durante la campaña. La intromisión del hijo del presidente en un asunto que debería ser de Estado, de gobierno y, como máximo, de Justicia, también representa un desgaste innecesario.

La avalancha de malas noticias en este inicio de gobierno, empezando con el escándalo del otro hijo, parece haber sorprendido a los brasileños. Aquel vendaval de mensajes en redes sociales que protegían a Jair Bolsonaro durante la campaña no se ve ahora. Todavía hay muchos que defienden intransigentemente al presidente y atacan a todos los que se atreven a criticarlo. Pero son pocos, la mayoría está quieta, esperando ver hacia dónde va la cosa.

Imagino que están hinchando silenciosamente para que Bolsonaro pueda comenzar a gobernar sin sobresaltos. La ventaja del presidente en ese momento es que las cuestiones de fondo todavía serán discutidas. La mayor de ellas, la reforma previsional, puede dar a Bolsonaro la posibilidad de reubicarse ante los brasileños.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.