La sangría de votos en Moscú, señal de alerta

(0)
6 de marzo de 2012  

MOSCU (EFE).- La capital rusa, con 11,5 millones de habitantes, le dio la espalda a Vladimir Putin en las elecciones presidenciales del domingo. El actual primer ministro perdió en la capital rusa casi un tercio de los votos que había obtenido hace cuatro años su delfín, el presidente saliente Dimitri Medvedev.

Putin obtuvo en la capital el 47,22% de los votos, mientras que en 2008 Medvedev había conseguido el 70,28%. A escala nacional, Putin logró cerca del 64% de los sufragios.

El propio jefe de campaña del primer ministro, Stanislav Govorujin, reconoció mucho antes de que se conocieran los primeros resultados de la capital que "los acomodados de Moscú" votaron por Mikhail Projorov, el multimillonario magnate que se presentó como abanderado de clase media. Projorov, de hecho, obtuvo el segundo puesto entre las preferencias de los moscovitas, con el 20,21% de los votos, seguido muy de cerca por el líder de los comunistas, Guennadi Ziuganov.

Los grandes perdedores en la capital fueron el ultranacionalista Vladimir Zhirinovski, que obtuvo, según cifras preliminares, el 6,35% de los votos, y el socialdemócrata Serguei Mironov (5,04%). Moscú ha sido el escenario de las manifestaciones más multitudinarias de oposición a Putin y al sistema político que ha creado, sobre todo después de las elecciones legislativas de diciembre, cuestionadas por muchos moscovitas.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.