La tormenta Isaac gana fuerza y Nueva Orleans se prepara para un huracán

Las autoridades declararon el estado de emergencia en diferentes ciudades; el fenómeno meteorológico ya provocó 21 muertos en otros países
(0)
28 de agosto de 2012  • 12:27

NUEVA ORLEANS.- La población de Nueva Orleans, en sudeste de Estados Unidos, se preparaba para el embate de la tormenta Isaac, a punto de convertirse en huracán, nada menos que siete años después de la devastación causada por Katrina, que dejó 1800 muertos e inmensos daños.

El presidente demócrata Barack Obama, sin duda con la fallida gestión de su antecesor republicano George W. Bush de aquella tragedia en mente, declaró el estado de emergencia en Luisiana, a donde se dirige la hasta ahora tormenta tropical Isaac, permitiendo así el desvío de fondos y ayuda federal a las autoridades locales.

El ojo de la tormenta apunta específicamente a Nueva Orleans, que el 29 de agosto de 2005 fue asolada por Katrina con vientos que superaban los 178 kilómetros por hora -categoría 3 en la escala de cinco niveles Saffir-Simpson- y que se convirtió en el huracán más mortal al cobrarse más de 1800 vidas, y el más costoso en Estados Unidos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense, con sede en Miami, señaló que Isaac, que ya provocó 19 muertos y seis desaparecidos en Haití, así como otras dos víctimas en República Dominicana, se encontraba avanzando con vientos máximos sostenidos de 110 km/h.

Se emitió una advertencia de huracán para Nueva Orleans y zonas aledañas, a medida que Isaac se dirigía a la costa norte del golfo de México

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, ordenó evacuaciones obligatorias en Mobile y Baldwin, sobre la costa del Golfo. En tanto, el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, recomendó evacuaciones voluntarias en la zona de vigilancia del huracán y urgió a la población a prepararse para lo peor.

Entre los que se hicieron eco al llamado del gobernador, figura Tammy Edmondson, quien lucía ansiosa mientras recorría las góndolas del supermercado junto a su hija y una amiga. Edmonson se había ido de Nueva Orleans antes de Katrina, y no pudo regresar sino hasta un mes después. "Tuvimos muchos daños, aún estamos haciendo arreglos ", contó.

Isaac se ha movido hasta ahora lentamente dentro del golfo de México y se encontraba 305 kilómetros al sudeste de la desembocadura del río Misisipi, pero comenzaba a cobrar fuerza, dijo el NHC. "Se espera que Isaac se convierta en huracán y que continúe fortaleciéndose hasta tocar tierra a lo largo de la costa norte del Golfo", advirtió.

Agencias AP y AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.