La traición de su gente y unas botas con GPS fueron las claves para abatir al "Mono Jojoy"