La voz de una demócrata es silenciada en el Senado