Lagos quiere evitar el doble fuero

(0)
30 de marzo de 2000  

SANTIAGO, Chile.- Mientras Augusto Pinochet fue sometido ayer a un nuevo examen médico para determinar su estado cerebral en un centro radiológico, al que llegó caminando y abandonó en medio de aplausos y gritos de "asesino", el presidente Ricardo Lagos anunció que impulsará una reforma constitucional para evitar que el ex dictador goce de un doble fuero que impida su juzgamiento.

El senador vitalicio, de 84 años, aunque refleja el peso de su edad, se da el lujo de caminar y sonreír a sus partidarios, abandonando definitivamente la silla de rueda que usaba en su arresto londinense.

En tanto, el presidente socialista anunció, en una entrevista que concedió a la televisión estatal, que enviará en los próximos días un proyecto de ley para precisar los alcances de la reforma constitucional aprobada el sábado por el Congreso, ante el temor de sectores del oficialismo y de organizaciones de derechos humanos de que a Pinochet se le haya concedido un doble fuero.

En declaraciones a Televisión Nacional, Lagos dijo que no era "partidario de que hubiera una legislación especial. La hubo en parte del Parlamento, lo respeto, la mayoría de la coalición (Concertación) lo hizo, me parece bien".

La enmienda fue aprobada el sábado en una sesión del Pleno, por 113 votos contra 27 y tres abstenciones.

"Creo, sí, que había una situación de mucha injusticia con el presidente (Patricio) Aylwin. El presidente Aylwin merece todo nuestro respeto y, por lo tanto, había que tener una modificación legal para que el presidente tuviera el estatuto de ex presidente que merecen todos en Chile", aseveró.

La modificación de rango constitucional permite que los ex presidentes de la república -incluido el general Augusto Pinochet- renuncien a sus cargos vitalicios en el Senado, conservando la dieta y el fuero.

"Creo que se juntaron elementos inadecuados. Esa es la ley, voy a respetar lo que allí se ha dicho con la aclaración que voy a enviar próximamente, sea por iniciativa de los parlamentarios, algunos están dispuestos a hacerla. Yo la voy a acoger, le voy a dar vigencia y espero que esto se promulgue antes de que yo promulgue la reforma constitucional", expresó el presidente Lagos.

Su ministro de la Presidencia, Alvaro García, señaló que la iniciativa legal pretende dejar bien en claro que "los ex presidentes tienen el mismo fuero que senadores y diputados y que, por lo tanto, no hay duda alguna de que no hay un doble fuero".

Tiempo extra

La precisión legal, si es aprobada con prontitud, despejará el camino para que Pinochet pueda ser juzgado, si es que los tribunales aprueban su desafuero como senador vitalicio.

Los tribunales, sin embargo, no parecen interesados en resolver con presteza el desafuero pedido el 6 de marzo último, a sólo tres días de que el ex dictador retornara al país tras su detención por 503 días en Londres.

El tiempo que la Corte de Apelaciones capitalina se está tomando para considerar el desafuero le concede un tiempo extra a Pinochet y a su defensa, que parece privilegiar el camino de su incapacidad física y mental para evitar ser procesado.

En los últimos diez días Pinochet ha sido sometido a dos exámenes. Antes se le practicó un examen cerebral para determinar también las dificultades para la irrigación sanguínea al cerebro, que le habrían causado un desmayo.

Ayer, rodeado de la fuerte custodia militar que lo acompaña permanentemente, Pinochet fue conducido al Centro Radiológico Fleming para ser sometido a un examen denominado ecotomografía toppler color para determinar el nivel de circulación de la sangre desde la carótida al cerebro.

Permaneció en la clínica poco más de media hora y a la salida se lo vio sonreír y caminar con alguna dificultad, pero parecía estar complacido del barullo con gritos en favor y en contra de algunos transeúntes que se congregaron frente al centro radiológico.

Mientras el ex gobernante es examinado, sus ex colaboradores enfrentan la indagatoria de la justicia norteamericana sobre su responsabilidad en el asesinato del ex canciller Orlando Letelier. Ayer, dos ex generales fueron interrogados por el juez Joaquín Billard, titular del Primer Juzgado del Crimen de Santiago.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.