Las crudas imágenes del brasileño que ganó el premio Robert Capa