El diálogo en Colombia. Las FARC aumentan la presión con una ofensiva