Las mujeres británicas podrán conocer el historial de violencia doméstica de sus parejas