Las petroleras que causaron el accidente enojaron a Obama