Crece el apoyo al Mayo español, a pesar de la prohibición

Fuente: AP
Los "jóvenes indignados" incumplieron la prohibición de la Junta Electoral Central de ese país de realizar concentraciones durante los dos días previos a las elecciones municipales del domingo; Zapatero dijo que no habrá desalojo por la fuerza en la Puerta del Sol, pero los manifestantes fueron advertidos por la Policía
(0)
21 de mayo de 2011  • 01:11

MADRID.- A partir de la medianoche, los manifestantes del movimiento ciudadano "Democracia real ya", que se encuentran congregados en Puerta del Sol, infrijieron la norma de la Junta Electoral Central española que impide realizar concentraciones entre las 0 del sábado y las 21 del domingo.

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, aclaró que no habrá desalojo por la fuerza , pero sí advertencias. La Policía informó a los asistentes a las concentraciones que no cuentan con autorización administrativa, pero no las disolverá.

Los manifestantes, que se encuentran movilizados hace seis días en reclamo de mejoras laborales y cambios en forma de hacer política, se taparon la boca con cintas o con la mano y se unieron en lo que denominaron un "grito mudo al cielo". A pesar de que el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, había advertido sobre la prohibición de realizar actos que pudieran influir sobre el voto de los ciudadanos de cara a las elecciones municipales del domingo, los manifestantes se mantuvieron reunidos. "Ahora somos ilegales", coreaban algunos de los "jóvenes indignados".

Las concentraciones en apoyo del movimiento se extendieron, por segundo día consecutivo, fuera de las fronteras españolas, con movilizaciones en Praga, Budapest o Rabat. Incluso llegaron a Marruecos, Colombia y Estados Unidos .

Tras las movilizaciones celebradas ayer, miles de jóvenes conocidos como "el movimiento de los indignados" la extendieron en algunas ciudades de Europa occidental, como París, Berlín o Lisboa, y Centroeuropa. En EE.UU., más precisamente en Nueva York, el lugar elegido por los convocantes es el Washington Square Park, y en Washington, la popular plaza Dupont Circle

Además de llenar varias plazas públicas, tuvieron su impacto Internet , la herramienta predilecta para organizar las manifestaciones.

En Budapest, decenas de jóvenes "indignados" se reunieron ante la embajada de España para apoyar la protesta con carteles en los que se podían leer frases como: "Estamos hartos" o "No aguantamos más". "El sistema no funciona. Tenemos que cambiarlo por otro mejor que nos represente a todos", explicó a Efe uno de los participantes, que no quiso revelar su nombre.

Situaciones similares se vivieron en Praga, Varsovia y Viena, todo concentraciones convocadas a través de las redes sociales en apoyo al Movimiento 15-M. "No es una concentración contra el Gobierno de España, no es contra un partido en concreto, sino contra el mal uso que los políticos están haciendo de la democracia", aseguró a Radio Praga Daniel Vázquez Touriño, uno de los organizadores de las manifestaciones en la República Checa.

En directo, lo que ocurre en la Puerta del Sol

En Varsovia, medio centenar de jóvenes se juntaron ante la embajada española, para reclamar "una democracia real, de verdad, participativa", como explicó Jordi, un gerundense estudiante de Física. Los manifestantes corearon consignas como "Queremos un pisito como el del principito" o "Lo llaman democracia y no lo es", y mostraron pancartas con lemas similares a los que se pueden ver en las ciudades españolas.

Fuera de Europa. Además de haber protestas en el Continente Viejo, las mismas se extendieron a Israel y Marruecos, y para el fin de semana se están preparando movilizaciones en Estados Unidos y Canadá.

En Jerusalén Este, unos cuarenta jóvenes españoles, principalmente cooperantes, se congregaron frente al consulado de España, después de marchar por el barrio palestino de Sheij Yarraj. En su recorrido por las calles, los activistas iban coreando frases como "Nadie se esperaba, España en la Intifada", o "El pueblo no se calla, sabemos lo que falla". Además se veían pancartas con lemas como "Indignación", "Kilómetro Cero", "Mucho chorizo para tan poco pan", "Españoles indignados por el Mundo" o "Violencia es cobrar seiscientos euros".

En Marruecos, hubo movilizaciones en Rabat y Tánger, donde decenas de personas, en su mayoría españoles, se concentraron frente a los consulados para apoyar al 15-M.

Unas 30 personas se reunieron ante el consulado en Rabat y exhibieron carteles y consignas similares a las que se están viendo estos días en las principales plazas españolas. Los jóvenes, casi todos ellos españoles residentes en la capital marroquí, coincidieron en lamentar no poder estar en estos momentos en su país para sumarse directamente a las protestas que han sacado a miles de personas a las calles.

Para Nacho Fradejas, asturiano residente en Rabat desde enero, "es importante que la gente que esté de acuerdo con el movimiento, allá donde estén, muestren su descontento".

Los manifestantes españoles en Rabat contaron con el respaldo de la presidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), Jadiya Riyadi, y con uno de los miembros del Movimiento 20 de Febrero, el grupo de jóvenes que ha organizado multitudinarias manifestaciones en Marruecos reclamando democracia y libertad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.