Las "sardinas" anti-Salvini invadieron Roma con una imponente manifestación

El movimiento de protesta contra la extrema derecha llegó a la capital italiana
El movimiento de protesta contra la extrema derecha llegó a la capital italiana Fuente: AP
Elisabetta Piqué
(0)
14 de diciembre de 2019  • 16:34

ROMA.- Miles y miles de "sardinas" -como fue bautizado un nuevo movimiento anti-soberanista, antifascista y anti-Salvini que tiene como lema ese simple pescadito-, invadieron hoy la emblemática Plaza de San Juan de Letrán de esta capital, un lugar símbolo de la izquierda, en un nuevo desafío a los vientos de derecha que soplan en Italia.

Entonando Bella Ciao, el tradicional canto de la resistencia al fascismo (hoy conocida en todo el mundo gracias a la exitosa serie La Casa de Papel) y llevando en la mano carteles con forma de sardinas de diversos colores y tamaños, familias enteras, jubilados, estudiantes y personas de todas las edades, también venidas de fuera de Roma, se manifestaron pacíficamente, sin llevar banderas políticas, como era la consigna.

¿El objetivo? Decirle no a la violencia verbal y al populismo que vivió Italia en los últimos tiempos, marcados por el ascenso al estrellato político de Matteo Salvini, jefe de la oposición y líder de la xenófoba y ultraderechista Liga, el primer partido del país, según los sondeos.

Nacido en las redes sociales a mediados de noviembre, el fenómeno de las "sardinas" comenzó como algo local, en vista de las elecciones regionales que se celebrarán en Emilia Romagna (centro-norte de Italia), una región tradicionalmente "roja", el 26 de enero próximo. Cuatro jóvenes treintañeros, casi por casualidad, convocaron a una manifestación bajo el lema de "apretados como sardinas", para reaccionar a un acto que ese mismo día Salvini tenía en la ciudad de Bologna.

Los manifestantes se lanzaron a las calles de Roma como antes lo habían hecho en las principales ciudades del país
Los manifestantes se lanzaron a las calles de Roma como antes lo habían hecho en las principales ciudades del país Fuente: AFP

Esa primera convocatoria superó todas las expectativas y fue el puntapié inicial de una serie de manifestaciones que se fueron repitiendo en las plazas de más de 100 ciudades del país -e incluso del exterior-, hasta alcanzar la capital con una manifestación a todas luces imponente.

Aunque los organizadores hablaron de 100.000 personas, la policía estimó que habían participado unas 35.000. Más allá de la tradicional divergencia en cuanto a los números, los organizadores de un movimiento que sigue diciendo que no quiere bajar a la arena política, pero que podría hacerlo, se anotaron una nueva victoria.

"La idea era llenar la plaza y cambiar un poco la percepción de la política de estos años y diría que el objetivo ha sido alcanzado", dijo Mattia Santori, el fundador de un movimiento que llama a despertar y reclama un modo de hacer política distinto, que deje de lado el odio, el racismo y el populismo. "En un mes, ganamos 113 plazas a cero", exultó este joven docente de 30 años, que aseguró que "las plazas han tomado la forma del antifascismo y de la lucha a la discriminación, con medios que el soberanismo ciego no conoce: la gratuidad, el arte, las diversidades", agregó, sin ocultar su satisfacción.

Entre los participantes también aparecieron decenas de inmigrantes -bajo asedio de una legislación que Salvini cuando fue ministro del Interior endureció- con carteles de sardinas negras donde podía leerse "para combatir el odio, documentos para todos".

La inmensa manifestación, que tuvo lugar en un sitio legendario de la izquierda italiana -donde suelen celebrarse grandes recitales para el Día del Trabajo y se realizó el multitudinario funeral del líder comunista Enrico Berlinguer, en 1984-, significó un mensaje muy claro para todo el espectro político. Hay una gran parte de italianos que se identifica con los valores de la izquierda y que siente la necesidad de salir a la calle y hacerse oír.

Habrá que ver si el alicaído Partido Democrático, de centroizquierda, y que se encuentra al frente de un frágil gobierno de coalición con el Movimiento Cinco Estrellas, retoma oxígeno con las "sardinas". O si las "sardinas" terminan ocupando su espacio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.