Lasso quiere deshacer el legado del presidente