Levantan el bloqueo de rutas en Bolivia

El gobierno cedió ante las protestas
(0)
6 de febrero de 2007  

LA PAZ.- La principal ruta entre Bolivia y la Argentina fue reabierta ayer, tras una semana de bloqueo, luego de que el gobierno de Evo Morales cedió a algunas demandas de los habitantes de la ciudad de Camiri, en el Sudeste, que exigían "una verdadera nacionalización" del sector petrolero en el país.

Luego de que violentos enfrentamientos dejaron una decena de heridos en Camiri -una estratégica población que cuenta con las mayores reservas petroleras de Bolivia, y que une la rica provincia de Santa Cruz con la Argentina-, el gobierno accedió a establecer allí una gerencia de la empresa petrolera estatal YPFB.

También anunció que mejorará los sistemas de control y fiscalización de los campos de gas y petróleo considerados "marginales" y que, bajo contrato con el Estado, son explotados por petroleras extranjeras. La administración de Evo Morales se comprometió, además, a invertir US$ 100 millones para instalar una planta de separación de líquidos.

El compromiso alcanzado "es el principio de una revolución energética y de desarrollo regional y nacional", opinó Mirko Orgaz, principal impulsor de la protesta. Los manifestantes habían forzado, este fin de semana, la suspensión del bombeo interno de crudo y gas licuado desde una planta operada por una filial de la compañía anglo-holandesa Shell.

De todos modos, el acuerdo estipula que el gobierno no modificará el rumbo del proceso de refundación de YPFB -que se puso en marcha luego de que Morales nacionalizó la industria petrolera, en mayo pasado- y la recuperación para el Estado de dos refinerías ya nacionalizadas, pero que todavía gestiona la brasileña Petrobras.

En un principio, Camiri exigía la expropiación de ambas refinerías y reclamaba que el Estado asumiera de una vez el control de todos los campos de hidrocarburos marginales para que fueran operados por YPFB.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.