¿Levantará vuelo América latina?

(0)
29 de diciembre de 2009  

MIAMI.- La buena noticia es que todo parece indicar que las economías latinoamericanas tendrán un año relativamente bueno en 2010. La noticia no tan buena es que, si no se vuelven más competitivas, su recuperación será como un vuelo de gallina: se levantarán unos pocos centímetros y se volverán a caer.

Por supuesto, las instituciones financieras internacionales no lo dicen en términos tan crudos. Pero eso es lo que están advirtiendo a puertas cerradas cuando hablan del futuro de la región en los próximos tres años.

Empecemos con las noticias positivas. Según la Comisión Económica para América latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal), la economía de la región crecerá 4,1 por ciento en 2010, recuperándose de la contracción de 1,8 por ciento que sufrió en 2009.

La economía de mejor desempeño será la de Brasil, con un crecimiento previsto de 5,5 por ciento, seguida por las de Perú y Uruguay, que crecerán 5 por ciento cada una, y las de Chile, Panamá y Bolivia, que crecerán 4,5 por ciento, respectivamente.

La economía argentina se expandirá 4 por ciento, y las de México, Costa Rica y República Dominicana experimentarán un crecimiento del 3,5 por ciento. Las economías de peor desempeño serán las de Venezuela, Nicaragua y Haití, con un índice de crecimiento de 2 por ciento, según la Cepal.

Pero cuando se trata de pronosticar qué pasará en 2011 y más adelante, los economistas son menos optimistas.

Los motores del crecimiento ya se encendieron nuevamente, pero no se sabe cuánto nos durará el combustible, dijo Alicia Barcena, directora de la Cepal. "Persisten dudas sobre si la recuperación de 2010 será sostenida en el tiempo."

La torta económica del mundo se ha achicado y América latina tendrá que ser mucho más competitiva para mantener o aumentar sus niveles de exportaciones a Estados Unidos y los países europeos afectados por la crisis.

América latina también tendrá una competencia mayor a partir del 1° de enero, cuando entre en vigor el nuevo acuerdo de libre comercio entre China y los diez países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, que permitirá a los países asiáticos producir bienes a precios aún más competitivos.

Pronósticos poco amables

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la proporción de América latina en el comercio mundial se ha reducido de 6,5 a 6 por ciento en los últimos 30 años. Mientras tanto, la proporción de China en el comercio mundial ha aumentado de 2,5 a 7 por ciento durante ese mismo período.

Los pronósticos del FMI prevén que la proporción de la economía mundial correspondiente a América latina permanecerá estancada o disminuirá levemente entre 2010 y 2013, mientras que la correspondiente a China crecerá de 6 a 8,5 por ciento.

¿Qué puede hacer la región para salir de su estancamiento?, le pregunté a Nicolás Eyzaguirre, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Eyzaguirre me dijo que el mayor reto de buena parte de la región será aprovechar los actuales precios altos de las materias primas y ahorrar para el futuro. La clave es eliminar la volatilidad, porque América latina tiende a caer cuando caen los precios de las materias primas, dijo.

Hay consenso en que dos de los elementos que más pueden acelerar el crecimiento de la región tienen que ver con el gasto en infraestructura y educación, me señaló. "La receta, entonces, es ahorrar en los tiempos de vacas gordas y planificar para poder hacer un gasto continuo en infraestructura y educación en las épocas de vacas flacas."

Algunos países de la región, como Chile, ya lo están haciendo. Y habrá una gran oportunidad para que otros sigan ese camino en 2010, porque no se prevé una caída del precio de las materias primas. El peligro es que muchos países tendrán una combinación demasiado buena para ser cierta, de altos precios de las materias primas y bajas tasas de interés. Existe el riesgo de una nueva burbuja, agregó.

Mi opinión: hay que tomar los pronósticos económicos con pinzas, porque las cosas cambian. A fines de 2008, la Cepal y varias instituciones financieras internacionales pronosticaban que América latina crecería 1,8 por ciento en 2009, lo que resultó excesivamente optimista.

Pero estoy de acuerdo en que, si muchos países no se vuelven más competitivos, la esperada recuperación para 2010 será muy pasajera.

Lo que me lleva nuevamente a las gallinas. Dicen los campesinos que las gallinas no vuelan porque son demasiado pesadas, y se han vuelto indulgentes después de muchas generaciones de ser alimentadas sin tener que hacer el esfuerzo de levantar vuelo para buscar su sustento en otras partes. Lo mismo ocurre con muchos países.

Esperemos que la inminente recuperación latinoamericana no sea un vuelo de gallina y que los países de la región levanten vuelo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.