Liberan al ex canciller Blanco en Uruguay

Había sido acusado por una desaparición
(0)
10 de mayo de 2003  

MONTEVIDEO (De nuestro corresponsal).- El ex canciller Juan Carlos Blanco, el último preso uruguayo por los enfrentamientos que se dieron en los años setenta entre la guerrilla de izquierda y los militares, quedó ayer en libertad.

Un polémico episodio de fines del año pasado había determinado que Blanco, ministro de Relaciones Exteriores del último gobierno militar, quedara preso en la Cárcel Central de Montevideo, acusado por coautoría de privación de libertad de una militante anarquista.

Elena Quinteros, una maestra que militaba desde la clandestinidad en un grupo de izquierda, había sido secuestrada el 28 de junio de 1976 por fuerzas de la represión en los jardines de la embajada de Venezuela, mientras pedía asilo a los gritos.

El procesamiento de Blanco (que fue senador en democracia por el Partido Colorado) había sido posible por la insistencia ante la Justicia de militantes de izquierda que reclaman algún castigo a los responsables de la represión de aquellos años, pese a que en Uruguay se votaron leyes de amnistía para dar vuelta esa página.

El argumento de la fiscal y el juez que procesaron a Blanco fue que, por ser civil, no está alcanzado por la amnistía a "militares, policías y asimilados" y porque el delito no prescribió, ya que Quinteros está desaparecida, y entonces se trata de "un delito permanente". Pero la Comisión de la Paz -que investigó lo ocurrido con los 30 desaparecidos en todo ese proceso- emitió el 10 de abril su informe final, en el que concluyó que todos esos desaparecidos están muertos. En el detalle, indicó que Quinteros murió en 1976.

Ese informe llegó formalmente ayer a la Justicia y los motivos para la prisión de Blanco (que no se sabía si la mujer desaparecida en 1976 estaba con vida o había muerto) perdieron sentido para el juez y la fiscal.

Pese a que ya hubo cuatro gobiernos democráticos tras la dictadura militar, las heridas que dejaron los enfrentamientos de aquellos años no cicatrizan. El 14 de marzo de 1985 -hace 17 años- fue puesto en libertad el último de los presos políticos del régimen. Ayer, Blanco -el único procesado por la represión- salió de la celda a la que había ingresado el 18 de octubre.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.