Liberaron en Israel al científico delator

Reveló secretos nucleares en 1986
(0)
22 de abril de 2004  

ASHKELON.- Mordechai Vanunu, el hombre que divulgó los secretos del programa nuclear israelí en 1986, salió ayer en libertad después de cumplir 18 años de cárcel y declaró de manera desafiante que se sentía orgulloso de lo que hizo.

Vanunu saludó a centenares de simpatizantes mientras caminaba hacia el patio de la prisión Shikma, mientras, a pocos metros, participantes de una contramanifestación lo abucheaban y gritaban "¡Traidor!".

"A todos aquellos que me acusan de traidor les digo que estoy orgulloso y feliz de haber hecho lo que hice", dijo Vanunu en inglés. Se negó a responder preguntas en hebreo debido a restricciones que le impuso el gobierno de Israel, que le prohíbe incluso hablar con extranjeros.

El científico filtró detalles y fotografías del presunto programa de armas nucleares de 0Israel que fueron publicados por el Sunday Times. Sobre la base de su relato, los expertos calcularon en esa época que Israel tenía el sexto arsenal de armas atómicas en el mundo.

Vanunu, de 49 años y que se convirtió al cristianismo en los años 80, dijo que había sido maltratado en la cárcel debido a su religión. Aseguró que no había necesidad de un Estado judío y exigió que Israel abriera su reactor atómico en Dimona a inspecciones internacionales. "Yo sostengo que Israel no necesita armas atómicas, especialmente ahora que el Medio Oriente está libre de arsenales nucleares", destacó.

Las autoridades israelíes le impusieron a Vanunu una serie de restricciones, al alegar que el científico aún posee secretos de Estado. Pero el ex técnico nuclear dijo que no tiene más secretos que revelar. "Ahora estoy listo para comenzar mi vida", destacó.

A su llegada a Jerusalén, Vanunu fue abordado por una multitud de periodistas mientras el obispo anglicano de Jerusalén, Riah Abu El-Assal, lo acompañaba hasta la iglesia. Fue recibido en medio de abrazos por miembros del clero y junto a ellos, estaba, lloroso, Peter Hounam, el periodista que escribió el artículo para The Sunday Times de Londres en 1986, que llevó a prisión al científico. Se saludaron con un abrazo.

Vanunu es detestado en Israel. "El está empeñado en hacer el mayor daño posible", afirmó el ministro de Justicia, Tommy Lapid. "Lo tendremos bajo observación... Queremos saber dónde está y queremos saber a quién podría divulgarle secretos de Estado."

El científico no podrá viajar al extranjero por lo menos por un año, hablar con extranjeros o acercarse a los puertos israelíes ni a sus fronteras.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.