Lino Oviedo advirtió que se le agota la paciencia