Llamado a redefinir el secreto pontificio

El cardenal alemán Marx reclamó a la Iglesia una mayor transparencia
Elisabetta Piqué
(0)
24 de febrero de 2019  

ROMA.- En la tercera y última jornada de sesiones de la cumbre sobre protección de menores -que se cerrará hoy con una misa y un discurso final del Papa-, el cardenal alemán Reinhard Marx propuso redefinir los límites del secreto pontificio.

"Los cambios sociales de nuestro tiempo se caracterizan cada vez más por los cambios en los patrones de comunicación. En la era de las redes sociales, donde es posible que todos y cada uno establezcan contacto casi inmediatamente e intercambien información a través de Facebook, Twitter, etcétera, es necesario redefinir la confidencialidad y el secreto, y hacer una distinción con respecto a la protección de los datos", dijo Marx, en una jornada dedicada al tema de la transparencia. Además, el cardenal admitió que la Iglesia católica destruyó archivos sobre autores de abusos sexuales. "O incluso no se llegaron a crear", agregó.

El tercer día de la cumbre culminó con una conmovedora e histórica liturgia penitencial de todos los asistentes en la Sala Regia del Palacio Apostólico. "Si fracasamos, perderemos la oportunidad de mantener un nivel de autodeterminación sobre la información o nos expondremos a la sospecha del encubrimiento", agregó Marx, miembro del Consejo de cardenales consultores del Papa.

Antes, Verónica Openibo, nigeriana que es superiora de la Sociedad del Santo Niño Jesús, en un discurso fuerte, reclamó "tolerancia cero" porque "está en juego la credibilidad", y afirmó que a pesar de que muchos obispos africanos dicen que los abusos sexuales no son un problema, ella fue testigo de muchísimos casos.

Openibo elogió al Papa por sus reacciones ante el caso de los obispos chilenos. "Lo admiro hermano Francisco por haberse tomado el tiempo, como buen jesuita, para discernir y para ser tan humilde al cambiar de idea, pedir perdón y actuar: un ejemplo para todos nosotros".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?