Lo que nadie esperaba escuchar en La Cumbre: el cálido elogio de Castro a Obama