Logran sofocar en Brasil una ola de motines