Los argentinos, por ahora, a salvo

(0)
22 de junio de 2002  

MADRID (De nuestra corresponsal).- La Argentina parece haber superado el riesgo de ser mencionada en forma explícita en las medidas que la Unión Europea evalúe en el futuro inmediato para combatir la llegada de inmigrantes sin documentos en orden a su territorio.

La certeza de que el bloque continental profundiza su política en ese terreno agitó campanas de alerta en la Cancillería, según confiaron fuentes de nuestro país.

Pero la impresión dominante ayer en los pasillos del sevillano Palacio de Congresos, donde delibera la cumbre regional, es que la cantidad de inmigrantes argentinos que llega y permanece en situación "ilegal" en el continente no justifica el costo político de adoptar medidas específicas. No parece ser ese el mismo caso de otras comunidades mucho más numerosas.

En el caso de España, por ejemplo, si bien no hay datos ciertos sobre la cantidad de argentinos sin papeles, sí está claro que son muchísimo menos que los 100.000 integrantes que, se estima, tiene la comunidad ecuatoriana.

Hace ya más de un año que existía en la Secretaría para la Inmigración el convencimiento de que "en un futuro no muy lejano" se aplicaría visa para sus ciudadanos. Ayer, otras fuentes insistieron en lo mismo durante la cumbre sevillana.

Como contracara -y a diferencia también de otros países de la región-, la Argentina no cuenta con acuerdos específicos en materia de inmigración con España, considerada una de las puertas principales de entrada al continente. En ese orden, la alcanzan las condiciones generales de su legislación para aceptar extranjeros.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.