Los brasileños regresan a las urnas para elegir intendentes

Se elegirá mañana a los jefes de gobierno de 31 ciudades
(0)
28 de octubre de 2000  

SAN PABLO.- Treinta y una ciudades, once de ellas capitales de Estado, disputarán mañana la segunda vuelta de las elecciones municipales brasileñas, celebradas un mes atrás.

Está en juego el poder en las tres principales ciudades de Brasil: San Pablo, Belo Horizonte y Río de Janeiro, capitales de los tres mayores Estados del país.

El 1º de octubre último, más de 100 millones de brasileños salieron a votar en 5560 municipios para elegir intendentes y concejales. En casi la mitad de esos municipios ninguno de los candidatos llegó al 50 % de los votos, pero la segunda vuelta se realiza solamente en aquellas ciudades con más de 300.000 personas.

Esta vez, la base electoral es de 26 millones de personas y la elección vuelve a ser completamente informatizada. Los brasileños votarán apenas tecleando en una urna electrónica los dos números de su candidato, y luego confirmarán apretando un botón verde. Apenas concluye la elección, los diskettes de las urnas son trasladados a los centros de cómputos y antes de la medianoche se podrá conocer el resultado oficial.

En tanto, ayer, al cierre de esta edición, estaban desarrollándose debates televisivos entre los candidatos de 21 ciudades. Los brasileños tradicionalmente los ven y buena parte de ellos forman su opinión final sobre la base del desempeño de los candidatos.

Hace un mes, 14 capitales definieron la elección en la primera vuelta, con 10 reelecciones. Entre las que pasaron a una segunda vuelta se encuentra San Pablo, principal ciudad del país, en la que el Partido de los Trabajadores obtuvo dos millones de votos. La importancia de esta ciudad radica en que si el PT realiza una buena administración, será la punta de lanza del partido para las presidenciales de 2002.

En Río de Janeiro, la elección es disputada por dos candidatos de la derecha populista: un ex gobernador de la ciudad y el actual intendente.

En Belo Horizonte, la tercera ciudad más importante del país en poder económico y población, la ventaja está del lado de un candidato de centroizquierda, contra el candidato oficialista del Partido Socialdemócrata de Fernando Henrique Cardoso.

En la primera vuelta, el PT se consolidó como el gran vencedor, al conquistar el 14,3 % del electorado de todo el país y 166 municipalidades, en general las más densamente pobladas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.