Los chiitas, en la mayor protesta tras la guerra

Piden el fin de la ocupación de Irak
(0)
20 de mayo de 2003  

BAGDAD (AP).- En la mayor demostración de protesta efectuada en Bagdad desde el fin de la guerra, miles de musulmanes chiitas exigieron ayer el fin de la ocupación estadounidense y expresaron su rechazo a lo que temen sea un gobierno títere instalado por las fuerzas invasoras, que todavía no logran restablecer la ley y el orden en Irak.

Unos 10.000 manifestantes se congregaron frente a una mezquita sunnita en Azimiya, al norte de Bagdad, y luego marcharon hacia el vecino barrio de Kadhamiya, donde se halla uno de los santuarios chiitas más sagrados de Irak. Algunos llevaban retratos del ex líder iraní ayatollah Khomeini y otros venerados clérigos chiitas.

Los manifestantes marcharon para celebrar el aniversario del nacimiento del profeta Mahoma, pero sus cantos tuvieron contenido político. Expresaron que los iraquíes que están negociando con la administración norteamericana pertenecen a grupos exiliados que no los representan.

"Lo que estamos pidiendo es un gobierno interino que represente a todos los segmentos de la sociedad iraquí", dijo Ali Salman, un activista.

Los chiitas constituyen la mayoría de los 24 millones de habitantes de Irak, pero bajo el régimen de Saddam Hussein fueron excluidos del poder político, que ha sido tradicionalmente detentado por la minoría sunnita.

La multitud cantó: "Ni chiitas ni sunnitas, sólo unidad islámica", y llevó carteles donde se leía: "No a un gobierno extranjero" y "Queremos iraquíes honestos, no ladrones".

Este último parecía una referencia a Ahmed Chalabi, líder del Congreso Nacional Iraquí y uno de los políticos más destacados en la actual ronda de discusiones patrocinadas por Estados Unidos para formar una autoridad interina, cuya creación, prevista para mayo, fue postergada hasta junio. Chalabi, que tiene el apoyo del Pentágono, fue condenado en 1992 por un tribunal jordano por fraude financiero y algunos iraquíes lo critican con dureza, aunque él ha dicho que es inocente.

Algunas pancartas pedían que al-Hawza al-Ilmiyah, la máxima autoridad religiosa chiita con sede en Najaf, forme un gobierno interino.

En tanto, en Kerbala -centro del país- cinco soldados norteamericanos murieron al caer un helicóptero, uno de ellos durante las operaciones de rescate, dijo un vocero del Pentágono. Responsables militares señalaron que "no hubo ninguna indicación de disparos enemigos".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.