Los chilenos presos en Malasia se salvaron de la horca y serán liberados

Los jóvenes aceptaron nueva propuesta de la fiscalía para recalificar el delito de homicidio a homicidio culposo y podrían ser liberados en breve
Los jóvenes aceptaron nueva propuesta de la fiscalía para recalificar el delito de homicidio a homicidio culposo y podrían ser liberados en breve Fuente: Archivo
(0)
15 de noviembre de 2018  • 11:33

KUALA LUMPUR.- Finalmente, los dos turistas chilenos que habían sido acusados de asesinato en Malasia por matar a un hombre en una pelea en un hotel se salvaron de la horca. Fernando Candia, de 32 años y Felipe Osiadacz, de 28, aceptaron la rebaja de cargos propuesta por la fiscalía y fueron condenados hoy por homicidio culposo a dos años de cárcel, lo que les permitirá salir en libertad de "forma inminente"

Los chilenos, encarcelados desde que se produjeran los hechos en agosto de 2017, afirman ser inocentes y alegan haber actuado en defensa propia después de que ser atacados por Yusaini Ishak, un malayo de 27 años.

Dos chilenos fueron condenados en Malasia por homicidio - Fuente: AFP

01:02
Video

La defensa de los chilenos alega que el malayo intentó "extorsionar" dinero a los chilenos, y que éstos se defendieron cuando Ishak acudió a su hotel y los atacó. "Es de interés público devolverlos" a su país. "Son víctimas de las circunstancias. Fueron atacados" dijo su abogada Venkateswari Alagendra.

Ante el tribunal los dos chilenos aceptaron declararse culpables de este cargo de homicidio culposo. El juez Mohamad Nazlan Mohamad Ghazali los condenó a dos años de prisión, efectivos desde que ingresaron en ella, en agosto de 2017.El tiempo que han estado recluidos se suma a la condena, por lo que quedarían en libertad en un máximo de nueve meses. El mejor de los escenarios se daría con una rebaja de un tercio de la condena por buena conducta, con lo que estarían poniendo fin a su presidio en aproximadamente un mes.

Defensa

Los acusados eran "típicos turistas" que nunca fueron condenados, y no tuvieron la intención de dar la muerte, agregó el magistrado. Al leerse la sentencia, los dos hombres lloraron de alegría y se abrazaron a sus familiares y amigos. Antes de que fuera leída la sentencia, Osiadacz pidió perdón a la familia de la víctima.

"Quiero pedirle perdón a su familia. Tenía planes de ir a vivir a España con mi hermosa novia. No somos criminales", agregó. Candia también habló ante el tribunal, y explicó que el incidente que causó la muerte del malayo se produjo de forma "súbita". "Quiero casarme y tener una vida normal", aseguró.

La abogada Venkateswari afirmó que los dos chilenos podrían salir de prisión antes de fin de año."Mis clientes están felices, muy felices. Podrían volver a casa antes de Navidad porque pueden tener una remisión de pena de ocho meses" dijo a la prensa.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.