Tras el paso de los huracanes. Los habitantes de Nueva Orleáns regresan a la ciudad