Los hermanos Johnson se enfrentan de un lado y del otro de la grieta del Brexit

Rachel, hermana de Boris, pelea por una banca en el Parlamento con un discurso europeísta
(0)
20 de mayo de 2019  

LONDRES (AFP).- Rachel Johnson hacía campaña contra el Brexit como candidata al Parlamento Europeo por Gran Bretaña cuando saltó la noticia de que su hermano Boris, el euroescéptico y controvertido excanciller británico, aspira oficialmente a reemplazar a Theresa May como primer ministro.

Las ambiciones de Boris Johnson han sido un secreto a voces desde que en julio abandonó el gobierno de May disconforme con las concesiones que la primera ministra hacía en su negociación del Brexit con Bruselas. Sin embargo, su anuncio formal plantea la perspectiva de que la rivalidad entre los hermanos Johnson adquiera dimensiones diplomáticas con consecuencias para Gran Bretaña y Europa en su conjunto.

La victoria de ambos podría convertir a Rachel en una mediadora informal con un conocimiento interno sin precedente entre Bruselas y un gobierno británico encabezado por Boris.

"Esa es una muy buena descripción como puesto de trabajo y lo haría con mucho gusto", dijo Rachel durante un acto en la ciudad inglesa de Bath, su primero como candidata a las elecciones europeas, que Gran Bretaña organiza el jueves 23, por el flamante Change UK.

El debate dentro de la familia Johnson es el mismo que ha sacudido a millones de hogares desde que el país votó por el Brexit en el referéndum de 2016.

Boris insiste en que marcó el comienzo de un futuro brillante e independiente para Gran Bretaña. Rachel está horrorizada por la idea de que el país pierda su alma europea. "Creo que hemos sido más fuertes dentro de la UE y creo que la UE es más fuerte con nosotros en ella. Y por esa razón, considero que esta es una cuestión existencial", afirma la candidata.

"No podría soportar que en el futuro mis nietos me preguntasen: ?Abuela, ¿qué hiciste cuando Nigel Farage se apoderó del país'?"

Farage, líder eurófobo que ahora lidera el nuevo Partido del Brexit tras abandonar el ultraderechista UKIP, se ha convertido en la bestia negra de Change UK, creado por exdiputados laboristas y conservadores que abandonaron sus respectivos partidos por discrepar con sus estrategias de Brexit.

Mientras el Partido del Brexit se alza como favorito en los sondeos para las elecciones europeas, con 30% de intenciones de voto, a Change UK le cuesta despegar. Pero a Rachel Johnson no parece preocuparle.

"Existe un dicho según el cual las carreras de todos los políticos terminan en fracaso", afirma. "Yo creo que las carreras de todos los políticos empiezan con un fracaso, pero esa perspectiva no me intimida", asegura.

Aun así, ella tiene bastantes posibilidades de llegar al Parlamento Europeo, porque es número uno de la lista por el suroeste de Inglaterra, donde los sondeos dan un buen resultado a su partido.

Solo un año menor que Boris y dotada de la misma indisciplinada mata de cabello rubio, es tan carismática como su hermano.

Su mensaje parece sencillo y honesto: aunque el jueves reciba un revés electoral, Change UK debe seguir luchando por detener el Brexit.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.