El análisis. Los impulsos del magnate, ahora con potencia presidencial