Los islamistas del Cáucaso, viejos enemigos del Kremlin

Se radicalizaron tras las guerras en Chechenia, donde Moscú combatió el separatismo
Jim Heintz
(0)
31 de diciembre de 2013  

MOSCÚ.- Aunque todavía nadie asumió la responsabilidad por los dos atentados con explosivos en Volgogrado que causaron la muerte de 31 personas en menos de 24 horas, las sospechas se enfocaron en los rebeldes del Cáucaso que vienen lanzando ataques terroristas contra Rusia desde hace casi dos décadas.

La insurgencia nació tras la guerra separatista de Chechenia, pero se extendió por el norte de la región del Cáucaso, donde existen varias repúblicas habitadas en su mayoría por musulmanes. Con el tiempo, los terroristas salieron de la zona y llegaron hasta Moscú.

La guerra a gran escala entre Chechenia y el ejército ruso comenzó a fines de 1994. Aunque los rusos causaron graves daños, los rebeldes separatistas combatieron hasta neutralizarlos. A finales de 1996 las fuerzas rusas se retiraron.

La violencia de la primera guerra estuvo confinada casi en su totalidad a esa república, pero los rebeldes se aventuraron a otras partes de Rusia. En 1995, milicianos tomaron rehenes en un hospital de la ciudad de Budyonnovsk. Por lo menos 129 civiles murieron, muchos de ellos cuando las fuerzas rusas tomaron control del hospital.

Al retirarse el ejército ruso, Chechenia se convirtió en un Estado independiente de facto y casi cayó en la anarquía, por lo que se convirtió en un centro de operación de combatientes de ideología crecientemente islamista.

En 1999, combatientes invadieron la República de Daguestán con el objetivo de establecer un califato islámico.

Fueron rechazados, pero la invasión desató la segunda guerra entre las fuerzas rusas y rebeldes en Chechenia. Los ataques terroristas se extendieron bastante más allá de la región, incluida la toma de rehenes en un teatro de Moscú en 2002. Los 40 rebeldes y unos 130 rehenes murieron debido a que las fuerzas de seguridad lanzaron gases al teatro para poner fin al asedio.

En 2004, los insurgentes tomaron una escuela en el pueblo de Beslan. Alrededor de 380 personas murieron por explosiones y disparos mientras las fuerzas rusas trataban de retomar el control. Un suicida causó la muerte de 37 personas en enero de 2011 al atacar el aeropuerto de Domodedovo, en Moscú, el de mayor tráfico en el país.

Al expandirse las operaciones rebeldes, concentrándose en Daguestán a medida que se apagaba la segunda guerra chechena, comenzó a tomar forma el movimiento por el Emirato del Cáucaso. Desde 2007 su líder es Doku Umarov, el ex presidente de la autoproclamada república separatista chechena de Ichkeria.

La estructura del mando no es conocida. Aunque sus simpatizantes están esparcidos en un área extensa, muchas de sus actividades podrían estar dirigidas por barones locales cuya influencia está limitada a una zona específica, según algunos analistas.

Tras el ataque al aeropuerto de Domodedovo, Umarov decretó un cese de los atentados contra civiles, pero dio marcha atrás en julio, cuando llamó a sus seguidores a hacer su "máximo esfuerzo por descarrilar" los Juegos de Invierno de Sochi, a los que describió como "bailes satánicos en los huesos de nuestros ancestros".

Bajo el gobierno de Ramzan Kadyrov, un aliado del Kremlin, Chechenia se ha apaciguado. Una enorme inyección de recursos federales ha permitido que zonas ruinosas de Grozny, la capital, se convirtieran en áreas de brillantes edificios nuevos.

Pero Kadyrov es acusado de violaciones de los derechos humanos, como el asesinato de opositores. También impuso algunas restricciones islámicas, como el uso obligatorio de velos por parte de las mujeres.

Por: Jim Heintz

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.