Los mineros chilenos atrapados hace cinco años visitaron a Francisco