Tras el trágico terremoto. Los muertos en China podrían ser más de 80.000