Suscriptor digital

Los países vecinos ya toman medidas para impedir incursiones guerrilleras

Venezuela, Perú, Panamá, Ecuador y Brasil buscan reforzar las zonas fronterizas
(0)
26 de agosto de 2000  

BOGOTA (El Tiempo).- Convencidos de que una mayor presión al narcotráfico podría traducirse en una exportación de la problemática colombiana a sus territorios, la mayoría de los países vecinos ya tomó medidas militares.

Venezuela: el gobierno ve con preocupación el "acento militar" que tiene el Plan Colombia, porque puede ser contraproducente para los fines de paz en Colombia y tener efectos negativos sobre la región, aseguró el canciller José Vicente Rangel.

Venezuela teme el desequilibrio bélico que podría producir el reforzamiento militar que plantea el plan, la contaminación de las cuencas hidrográficas por efecto de fumigaciones intensivas pero, sobre todo, la eventualidad de que haya un desplazamiento del narcotráfico y la guerrilla hacia su territorio.

Perú: aunque este país ya movilizó 2000 efectivos a lo largo del río Putumayo con la misión específica de controlar posibles incursiones de grupos de irregulares colombianos tras la firma de la paz con Ecuador, Lima se prepara para reforzar ese contingente.

El presidente Alberto Fujimori afirmó que la puesta en marcha del Plan Colombia implicará necesariamente una intensificación del conflicto, y puso como prueba el aprovisionamiento de armas a las FARC descubierto por el Servicio de Inteligencia Nacional. Advirtió también que una confrontación militar de "larga duración" tendría, necesariamente, "repercusiones en los países vecinos" y sería "una amenaza para la seguridad regional".

Panamá: el gobierno panameño anunció que reforzará la presencia policial en su frontera con Colombia (no tienen ejército desde la invasión estadounidense, en 1989), a raíz de la próxima implementación de la ayuda estadounidense. Lo hará porque existe el temor de que tanto narcocultivadores como guerrilleros se vean arrinconados y decidan protegerse en territorio panameño.

Asistencia Legal Alternativa de Panamá (ALAP), organismo que socorre a desplazados colombianos a la región del Darién, afirmó que el Plan Colombia agudizará el conflicto, por lo que prevé que una gran cantidad de colombianos cruzarán a su país. Panamá ya solicitó a Estados Unidos unos 30 millones de dólares que se utilizarán en equipos para custodiar mejor la región fronteriza.

Ecuador: el principal temor es que la concesión a Estados Unidos de una base aérea para lucha antinarcóticos en Manta termine involucrando a Ecuador directamente en el conflicto dada la estrecha relación guerrilla-narcotráfico.

Los otros temores son un desplazamiento masivo de campesinos por operaciones antidrogas en el Putumayo (se cree que podrían llegar hasta 25.000) o infiltración de la guerrilla en Ecuador para instalar aquí sus cultivos de hoja de coca o para protegerse de las operaciones en su contra. Las fuerzas armadas informaron que la mayoría de las guarniciones que vigilaban la frontera con el Perú se trasladaron a la frontera con Colombia.

Brasil: anunció el reforzamiento de su presencia militar en los 1644 kilómetros de frontera para adelantarse a "cualquier tipo de problema".

Para ello, las fuerzas armadas brasileñas adelantaron la compra de cuatro helicópteros franceses Cougar AS-532, con capacidad para 25 soldados, cada uno. Igualmente, la Policía Federal montará la Operación Cobra, que contempla la instalación de puestos de control en siete municipios de la frontera con Colombia.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?