Los sondeos, en código de frutas y una gota de agua